La isla de Pamilacan esta situada a 12,5 km al sur de Bohol y al este de Panglao, sin estar tan masificada como Balicasag esta isla es ideal para disfrutar de sus fondos marinos, sus playas o su tranquilidad.

🚤 Como llegar a Pamilacan

Una vez en Bohol, tendrás que acercarte hasta el puerto de Baclayon, que está aproximadamente a unos 35 min de Alona. Si vas desde Tagbilaran, en jeepney estás en 30 min y el trayecto cuesta aproximadamente 30 pesos.

En Baclayon, no conseguimos tener información clara de a qué hora sale el bote público para ir a la isla, y nos dio la sensación de que todo el mundo nos quería engañar, luego nos comentaron que salía uno a primera hora de la mañana 6.00h y regresaba otro a las 13.00h, pero no conseguimos que nadie nos lo confirmara (antes de ir, leímos que había más botes, nosotros no encontramos ninguno, deben costar unos 200 pesos).

Finalmente, contratamos una bangka privada, nos costó 1500 pesos y en algo menos de una hora estábamos allí (la opción ideal sería poder compartirla con alguien más).

También puedes ir en una excursión de un día desde Alona, ya que existen salidas para hacer inmersiones y snorkel en los santuarios.

🏠 Donde dormir en Pamilacan

Pamilacan es una isla sin apenas turismo y no hay muchos alojamientos, si realizas la reserva con antelación, puedes concertar con ellos el traslado a la isla.

Normalmente ofrecen pensión completa en los pocos alojamientos que hay, ya que Pamilacan no goza de apenas restaurantes.

Liwayway sa Bohol

Aquí es donde nos alojamos, en el único resort de la isla, además no tiene agua corriente y solo incluía el desayuno.

La habitación es amplia, con ventilador y una gran terraza, el baño, es correcto, con dos enormes cubos de agua que hacen la función de ducha, cisterna y lavabo.

Tienen una zona de relax, donde por 500 pesos puedes darte un masaje de una hora, por cierto, maravilloso.

© Liwayway sa Bohol

Shirley’s Cottage

Otra opción que estuvimos mirando, son estos cottages situados delante de la playa, alojamientos muy básicos que es lo habitual en la isla.

Junior & Nemesia’s Cottages

Estos cottages también situados a orillas de la playa, es de lo único que puedes encontrar en la isla, alojamientos básicos.

🤿 Que ver y hacer en Pamilacan

Pamilacan es ideal para escapar de todo, para relajarte en una hamaca en la playa con un buen libro, ver atardeceres de escándalo, hacer snorkel, dar paseos…

Una de los grandes atractivos de la isla, es el snorkel, tiene dos puntos increíbles, uno de ellos, Coral Garden, justo enfrente del resort Liwayway, de verdad, creemos que nunca hemos visto corales con tanta viveza y tanto color.

Hay otro punto a la derecha, andando unos 500 metros, donde podréis ver tortugas.

Si tenéis la oportunidad de hacer alguna inmersión en Pamilacan, no lo dudéis, su vida marina es impresionante. La inmersión podéis contratarla desde Alona, o bien en la misma isla. En la isla, los precios rondan los 2500 pesos.

Para nadar en el Santuario, nosotros no pagamos nada, pero hemos hablado con algún turista que nos dijo que hay que pagar un guía y una tasa de 250 pesos por persona.

El alquiler del equipo de snorkel, cuesta entre 100 y 250 pesos. (Aunque, nosotros os recomendamos llevar el vuestro)

Otro de los puntos fuertes de la isla, es el avistamiento de cetáceos, que es una de las actividades más demandadas de la isla. Hay salidas temprano por la mañana para ver delfines saltando y jugando libremente. (cuesta aproximadamente 1500 pesos la bangka)

También nos dijeron que se podía ver al tiburón ballena en libertad, pero no lo comprobamos.

En cuanto a playas, hay dos playas preciosas de arena blanca, la de zona norte, que es a donde llegan casi todos los botes desde Bohol y donde encuentras el snorkel que hemos mencionado, esta playa se llama Public Pamilacan Beach.

Y la otra, es más larga que ésta, y la encontraréis en la zona sur de la isla.

Para llegar de un punto a otro, podréis dar un paseo maravilloso y atravesar toda la isla, veréis infinidad de animales, una escuela con, por supuesto, una cancha de basket y millones de sonrisas de toda la gente que aún te mira como si fueras un famoso, ya que a esa islita apenas llegan turistas.

En la isla también hay un cementerio muy peculiar, nosotros llegamos sin querer a ese punto, pero mereció la pena, está yendo hacia la izquierda del Liwayway resort, el cementerio es curioso, con vistas al mar, medio derruidas algunas tumbas y con muchas velas encendidas, a nosotros nos impactó bastante.

En Pamilacan según llegas verás el fuerte que los colonos españoles construyeron con el objetivo de vigilar la llegada de los moros, que era como llamaban a los piratas filipinos, de ahí viene la expresión “no hay moros en la costa”.

Como no podía ser de otra manera, detrás del fuerte, a pocos metros, encontraréis la iglesia.

🍴 Donde comer en Pamilacan

Como ya hemos dicho, casi todos los alojamientos te ofrecerán pensión completa, pero la variedad no es uno de sus fuertes: arroz, pollo frito, fruta y pescado suele ser el menú.

Si quieres algo más elaborado, puedes ir al Liwayway, que es donde comimos nosotros los dos días que nos quedamos y… no estuvo mal.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)